El pasado día 8 de Julio tuvo lugar la presentación del anteproyecto de ampliación del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana “Bajo Guadalquivir” (conocido en Sanlúcar por el Centro Comarcal de Estimulación Precoz).

Dadas las limitaciones de aforo por el COVID, se invitó a personas muy relacionadas con el Centro, con una larga trayectoria de colaboración, la mayoría colaboradoras desde sus inicios.

Todos los presentes se comprometieron a colaborar en este proyecto con la misma ilusión cuando lo hicieron la gran mayoría de ellos, hace ahora veinticinco años.

Asistió D. Juan Carlos Cascobelo, presidente de la asociación de padres cuando se acometieron las obras del centro a finales de los años noventa, así como miembros destacados de aquella junta directiva que tanto trabajó para la realización de nuestro edificio en los años 90; D. Juan Luis Espinar, D. Francisco Gómez y D. Juan Manuel Rodríguez, todos de esa generación maravillosa de padres de niños nacidos en el año 1993.

D. Carlos Calavia Guridi muy conocido en Sanlúcar por su esfuerzo generoso hacia el pueblo saharaui y abuelo de una niña preciosa que tuvo muchos problemas en los primeros años de su vida y a la que se le enderezó su camino gracias a un diagnóstico médico certero y un trabajo bonito en nuestro centro basado en la fisioterapia pediátrica y en la psicomotricidad. Y añade Carlos, “gracias a haber acudido a este Centro, mi nieta hoy es una niña normalizada” y añade “siempre estaré agradecido a los profesionales que atendieron a mi nieta en este Centro”.

D. Manuel Alcón Cuadrado, conocido y muy querido por todos los sanluqueños, hombre carismático y defensor de las causas sociales de la ciudad. Perteneció a la primera plataforma que se fundó en los años 90, con otras personalidades sanluqueñas que están en la memoria y en los corazones de todos, como son el Dr. D. Manuel López Vázquez, entregado a Sanlúcar, con su consulta siempre abarrotada de gente, donde no le cobraba a muchas personas humildes y D. Rafael Reig de Argüeso, farmacéutico que, desde su despacho en su farmacia de la Cuesta de Belén, hizo infinidades de obras sociales a todos los necesitados que acudían a él.

El Dr. D. José Manuel González Romero, médico de familia, con una trayectoria profesional intachable, es un abanderado y gran embajador de nuestra Ciudad. Muy sensible a los problemas sociales de la población y perfecto conocedor del trabajo que se realiza con los niños que atendemos diariamente en nuestro Centro de Atención Temprana.

D. José Luis Hermosilla Alfonseca, Presidente de la Asociación de Padres de este Centro, fiel a su compromiso con el cargo que representa, siempre está a lo que haga falta. Buena persona y buen colaborador al que les estamos muy agradecidos todos los profesionales de esta Institución.

Edificio Actual

D. Francisco Hermoso, conocido por todos como “Paco Bigote”. Su hermano Fernando y él, han puesto el nombre de Sanlúcar en lo más alto de la restauración de nuestro País y un orgullo para todos los sanluqueños. Medallas de oro de la Ciudad los dos, como no podían ser menos. Abuelo de unos nietos maravillosos, nos contaba en la reunión con mucha alegría que su nieta la pequeña de cinco años, estaba montando a caballo de manera autónoma, cosa impensable hace unos años cuando la niña estaba afectada notablemente a nivel motórico y nos decía en la reunión, “estamos todos en la familia muy agradecidos a los profesionales de este Centro que con tanto cariño y profesionalidad han trabajado por nuestros nietos”. “Contad conmigo para lo que haga falta”.

D. Joaquín Cáceres, persona muy querida por mí. Un accidente laboral hace dieciséis años, lo dejó en silla de ruedas, en vez de achicarse se creció y es una maravilla escucharlo hablar. D. Joaquín nos da ejemplo a todos por su entereza y su filosofía de vida. En varias ocasiones, en las Jornadas Internacionales de Hidroterapia que celebramos en El Picacho durante más de veinte años, se prestó como paciente en prácticas en el agua, siendo siempre aplaudido al final de la sesión por todos los asistentes.

La Dra. Doña Eloísa del Río, Pediatra, gran colaboradora del Centro, trabajamos en equipo y nos conocemos profesionalmente hace muchos años. Está especializada en autismo y compartimos muchos niños. Es una enamorada de su profesión y mejor persona, siempre dispuesta a aportar sus conocimientos por el bien de los niños y niñas de la Ciudad, y en especial de este Centro.

D. Francisco Cañete, persona muy querida por mí al que conozco desde la infancia. Quería que estuviera representando al Rvdo. P. D. Narciso Climent (gran amigo de Paco) que se nos fue tristemente hace unos meses y que fue un gran colaborar nuestro. Le gustaba pasarse por el Centro y ver el trabajo que hacíamos con los niños y nos animaba a seguir adelante. Lo echamos mucho de menos.

D. José Luis Pedrote y Dª. María Antonia Larre, matrimonio, amigos de esta Institución, identificados con la causa y con una gran predisposición a colaborar en lo que haga falta. Grandes conocedores de los problemas sociales de la Ciudad.

Si tiráramos de la cuerda y echáramos la vista atrás, por aquí han pasado miles de niños y niñas, y miles de familias agradecidas que, si a muchos les pidiéramos colaboración, lo harían con agrado, como los que configuramos ahora esta plataforma, donde están también toda la plantilla de profesionales que con tanto entusiasmo trabajan día a día.

Todos los que apoyamos a este Centro para que a la población infantil que se atiende no les falte de nada, pedimos al Sr. Alcalde que facilite la cesión de la parcela adjunta al centro, para darle a los niños las atenciones que requieren y se pueda ampliar los servicios.

Es una parcela que lleva 28 años vacía, desde que se creó el Plan Parcial de la zona, que se cedió a la Banda Julián Cerdán en 2006 y que esa cesión finalizó en 2011, al no ejecutarse ningún proyecto en ella. Nuestra Institución lleva desde el año 2002, reclamando al Ayuntamiento de la Ciudad y a los diferentes equipos de Gobiernos que por ella han pasado, la cesión de la parcela a la Asociación de Padres de Centro de Atención Temprana, con el objetivo de ampliar las dependencias del Centro, para poder atender a los niños y niñas que en la actualidad demandan este servicio tan necesario.

No estamos pidiendo recursos económicos al Ayuntamiento para ejecutar el proyecto, solo la cesión de la parcela, para que, en el plazo aproximado de dos años, podamos ejecutarlo y hacer realidad un sueño, no para nosotros, sino para los miles de niños y niñas que pasarán por estas instalaciones. Este proyecto, es para ellos, los verdaderos beneficiarios.

Además, la plantilla de trabajadores de la Asociación se verá incrementada como mínimo en 10 puestos de trabajo indefinidos, puestos de trabajo cualificados de titulación universitaria. Vivimos en una ciudad con una alta tasa de paro juvenil y con pocas oportunidades para que los jóvenes no tengan que emigrar a buscarse la vida y realizar su trayectoria profesional en otras ciudades.

Los profesionales. Los niños y las familias, esperamos un gesto de generosidad y de justicia social por parte del Sr. Alcalde y esperamos con ansiedad que más pronto que tarde, nos conceda el uso de la parcela para poder desarrollar nuestro proyecto de ampliación del centro que tanta falta le hace a toda la población infantil que atendemos.

Edificio de la futura ampliación

Rafael Ibáñez López. Director del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana “Bajo Guadalquivir”.

Deja tu comentario